Una sola lectura y el nombre de este proyecto fue aprobado. Se dice que tiene una mezcla de modernidad (Bit) relacionada a otra (Ágora) que significa plaza o espacio de meditación, lugar para discutir temas políticos y sociales.

Lo cierto es que, desde que se crearon los medios informativos digitales, los lectores han migrado de los medios tradicionales a estos que ofrecen comunicación con mejores ventajas. El concepto de Bitágora es ofrecer las herramientas que faciliten un cambio, donde el lector siga la lectura con la necesidad de profundizar más en el tema. Periodísticamente se utilizarán diversos géneros y herramientas para ofrecer mejor una información. El elemento audiovisual no puede estar ausente, es vital en estos tiempos.

Otro de los conceptos claros de este medio es la construcción progresiva de una verdadera industria de la comunicación, porque debe implicar el trabajo conjunto de empresas, organizaciones, ámbitos académicos que tienen aportes científicos para mostrar y necesitan un canal ideal para llegar al pueblo.

Todo evoluciona con el tiempo, siempre lo hemos dicho. Y responsablemente el periodismo también lo debe hacer de una manera consciente, constructiva y de aporte al desarrollo del país. Pues la idea no es engrosar esa fila de falsos negociadores de la noticia, ni crear ilusiones, sino, mejorar el conocimiento. Así de claro.

Iniciamos, entonces, nuestra tarea. Dando un like a nuestros nuevos seguidores (hablando en términos digitales). Un gracias infinito a quienes creen en el proyecto y un apretón de manos a quienes ayudan a construir esta nueva plataforma digital de innovación, análisis, denuncia, investigación y periodismo de datos que tanta falta nos venía haciendo.

Bitágora se sostiene en la formalidad de una empresa editorial de comunicación. En estricto cumplimiento a las normas y políticas de ética profesional. Y se alimenta del conocimiento para ofrecer mensajes constructivos hacia una buena forma de hacer ciudadanía.