Las madres de las cocinas populares son consideradas los ángeles de la cocina; gracias a ellas cientos de personas de escasos recursos tienen un plato de comida en su mesa. A diario la jornada de alimentación empieza temprano y todos esperan esa bendita frase ¡Ya está listo!

Nuestro reportero gráfico Yván Salcedo Llerena visitó las ollas comunes de Cayma donde a diario un grupo de madres salen de sus casas para alimentar al vecindario, principalmente a las personas de escasos recursos económicos. Son las encargadas de preparar los alimentos en las diversas cocinas populares que existen en este distrito. Una de ellas es la del sector Los Pioneros, en donde las personas forman colas para poder adquirir un plato de comida que compartirán con su familia. En esta serie fotográfica encontrará Ud. todo el proceso de alimentación de los más vulnerables.

En la olla no puede quedar nada, hasta el último grano de arroz es servido a las familias para que el hambre no apriete, pues en muchos casos es la única comida que probarán en el día. Niños, jóvenes, ancianos; todos son bienvenidos a la “mesa”, inclusive en tiempo de pandemia, estos espacios de apoyo social no cesaron y buscaron la forma de alimentar a los más necesitados. Solo en Cayma hay 21 ollas.


Aquí todos ayudan. Mientras las madres preparan el caldero y atizan los leños, los varones pelan las papas, yucas o cualquier otro insumo que entrará en la olla.

OLLAS COMUNES

Aquí todos ayudan. Mientras las madres preparan el caldero y atizan los leños, los varones pelan las papas, yucas o cualquier otro insumo que entrará en la olla.

Los alimentos son cuidadosamente seleccionados y cortados, previos a ser cocinados en las gigantescas ollas. La unión de las madres hace que el almuerzo llegue a los más necesitados.

OLLAS COMUNES

Los alimentos son cuidadosamente seleccionados y cortados, previos a ser cocinados en las gigantescas ollas. La unión de las madres hace que el almuerzo llegue a los más necesitados.


Con los buenos trozos listos, el siguiente paso es cocinarlos en el caldero. Con la expertiz de las madres todos los alimentos son volcados a las ollas y la cocción empieza, mientras ello el olor a varias cuadras a la redonda va llamando a los comensales.

OLLAS COMUNES

Con los buenos trozos listos, el siguiente paso es cocinarlos en el caldero. Con la expertiz de las madres todos los alimentos son volcados a las ollas y la cocción empieza, mientras ello el olor a varias cuadras a la redonda va llamando a los comensales.

El olor es la señal y a las afueras del comedor, las colas se van formando aguardando la voz de ¡ya está listo! Son personas de escasos recursos que acuden a diario a las cocinas populares a fin de llevarse un plato de comida, si hoy alcanza para un plato más es una bendición.

OLLAS COMUNES

El olor es la señal y a las afueras del comedor, las colas se van formando aguardando la voz de ¡ya está listo! Son personas de escasos recursos que acuden a diario a las cocinas populares a fin de llevarse un plato de comida, si hoy alcanza para un plato más es una bendición.


A diario, la cocina popular de Los Pioneros en el distrito de Cayma recibe a muchas personas, quienes no dudan en formar las colas para comer el almuerzo con sus familias. Muchas veces comparten de un solo plato.

OLLAS COMUNES

A diario, la cocina popular de Los Pioneros en el distrito de Cayma recibe a muchas personas, quienes no dudan en formar las colas para comer el almuerzo con sus familias. Muchas veces comparten de un solo plato.

Un cobro módico y simbólico es lo que abonan las personas para comer el almuerzo. Con tickets en mano pasan a la mesa de servido para recibir su ración diaria.

OLLAS COMUNES

Un cobro módico y simbólico es lo que abonan las personas para comer el almuerzo. Con tickets en mano pasan a la mesa de servido para recibir su ración diaria.


El dinero recaudado servirá para comprar lo que haga falta para el almuerzo del día siguiente o para comprar los utensilios que hagan falta en la cocina.

OLLAS COMUNES

El dinero recaudado servirá para comprar lo que haga falta para el almuerzo del día siguiente o para comprar los utensilios que hagan falta en la cocina.

Manos mágicas son las que sirven el almuerzo que hacen alcanzar para todos. No hay nadie que se quede sin un plato de comida. Las madres señalan que es por la bendición de Dios que alcanza la comida para todos.

OLLAS COMUNES

Manos mágicas son las que sirven el almuerzo que hacen alcanzar para todos. No hay nadie que se quede sin un plato de comida. Las madres señalan que es por la bendición de Dios que alcanza la comida para todos.


Hasta el último arroz se sirve, nadie puede quedar sin almorzar. Este es un ejercicio que se practica a diario en todos los distritos de la ciudad.

OLLAS COMUNES

Hasta el último arroz se sirve, nadie puede quedar sin almorzar. Este es un ejercicio que se practica a diario en todos los distritos de la ciudad.

Escribe: Jonathan Bárcena Carpio Fotografía: Yván Salcedo Llerena