Tras siete años desde que se hizo la última actualización de costos del proyecto especial Majes Siguas II no se hizo una nueva. En esta entrevista exclusiva, el ex jefe del gabinete de asesores del Ministerio de Agricultura y Riego, hoy Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, Saúl Durán Estremadoyro, estima que la inversión supera los US $800 millones, razón suficiente para que la irrigación de 38 mil 500 hectáreas se quede desértica y no sea viable. Además, explica las razones por las que el proyecto agroexportador ya no es rentable y por qué la empresa concesionaria Cobra quiere que se apruebe a toda costa el cambio tecnológico.

Escribe: Jonathan Bárcena Carpio  

¿Cómo empresario y ex funcionario, ve apropiada la firma de la adenda 13?

Conozco el proyecto desde que se firmó el contrato en el 2010 porque yo era jefe del gabinete de asesores de MINAGRI (MIDAGRI) y considero que lamentablemente ahora, más allá del anhelo y porque las cosas deben decirse sin apasionamientos, además de ver el panorama completo con el empresariado, llámese Cámara de Comercio y la mayoría en general, se dice que Majes Siguas II debe ir prácticamente como sea y ese como sea es el detalle. Desde mi punto de vista y por lo que conozco el proyecto, la adenda 13 es lesiva para el Estado, el cambio tecnológico no es real.

¿Por qué la adenda 13 es lesiva al Estado?

Cuando se firma el contrato, el documento estipula que existían siete vasos reguladores en cabecera, además de todo un sistema de evacuación, también había siete canales laterales, eso quiere decir que la irrigación se dividía en siete ramales todos de cemento, lo que hacía fácil limpiar el vaso regulador y se podía cortar el flujo de agua. El cambio tecnológico hace que solo hayan dos vasos reguladores mellizos con geomembrana -ya no cemento- con dos tuberías y una tercera tubería que llega hasta la mitad de la irrigación, eso es más riesgoso porque la mitad de la irrigación dependerá de una tubería y de dos vasos reguladores.

Además, el proyecto inicial cuando se licitó no se estipulaba en las bases si se ejecutaría por canales o tuberías, eso era decisión del concesionario ganador. De acuerdo a su evaluación de viabilidad proponían canales abiertos o tuberías y ellos (consorcio) quisieron hacer canales. Entonces, no entiendo por qué ahora dicen tuberías y plantean nuevas circunstancias que no existen.

Cobra planteó la resolución del contrato por caducidad… 

Es la segunda vez que la empresa concesionaria Cobra envía una carta, prácticamente amenazadora y chantajista, al final lo que dice es que, el gobierno regional o me firma la adenda 13 o me voy. Pero, nadie está obligado a firmar la adenda 13, ya existe un contrato, un TUO y 12 adendas. Unilateralmente ellos no pueden obligar a cambiar un contrato que está firmado con ciertas condiciones.

Saúl Durán Estremadoyro.

Desde que se hizo la última actualización de costos del proyecto en el 2015, no se hizo otra, es evidente que hay un incremento… 

En el 2010 el contrato del proyecto se firmó con US $404 millones. Pasa lo del Tribunal Constitucional por el juicio con Cusco y el 2015 se hace una actualización de costos que determina un incremento de US $150 millones más, es decir Majes Siguas II pasó a costar US $554 millones. Es cierto, ya pasaron siete años más y no se hizo ninguna actualización; con la inflación de ahora último, la suba del petróleo en el año anterior, del fierro, del dólar, de la mano de obra, obviamente que ha subido. 

Se puede estimar el costo…

Cálculo que está en más de US $800 millones y eso lo hace inviable. Primero, porque la ley de APP establece que cualquier proyecto aprobado que supera el 15% de su presupuesto inicial debe ser revisado y si supera el 30% tiene que pasar nuevamente toda la viabilidad, es prácticamente empezar de cero.

Con el incremento anterior (2015) ya se estaba en un alza de 29.5%. Con el presupuesto inicial de US $404 millones cada hectárea iba a costar poco más de 4000 dólares, hoy, los mismos de Cobra han dicho que con el cambio tecnológico se debe llegar casi a los 20 mil dólares por hectárea, es decir cinco veces más, ¿Quién va comprar? 

En este momento ¿Majes Siguas II es inviable?

Estoy convencido que la irrigación ya no es viable por los costos. Es un proyecto inviable, que ya se salió de toda rentabilidad. El panorama está claro, sin ser economista, simplemente pensando en los incrementos de costos de los primeros cinco años y lo que podría subir en estos últimos siete años (suponiendo que sea lo mismo, a pesar de que hubo más inflación) estaríamos hablando de US $150 millones más, aparte está el cambio tecnológico que también subió por el nuevo valor de las tuberías, del petróleo y debe estar en el orden de un 30% más, entonces por todo lado el proyecto Majes Siguas II ya no es rentable. Para mi lo único que se va conseguir, principalmente Cobra, es limpiar su camino para estar en mejores condiciones para irse a un arbitraje, 

¿Cómo Cobra limpia su camino?

Con la firma la adenda 13, porque limpias el cierre financiero que no hizo la empresa y eso es grave, aparte de todos sus incumplimientos porque le extiendes los plazos. Cobra sabe que la irrigación ya no cuesta los US $554 millones y también sabe que el cambio tecnológico ya no es de US $104 millones, ambos cuestan mucho más debido a la inflación de estos últimos años, la incertidumbre y otros aspectos propios del paso de los años. El único camino que le queda para ganar plata es demandar al Estado y con la adenda 13 lo hará en mejores condiciones que las actuales; se irá a un arbitraje y lo ganará.

¿La adenda 13 es el salvavidas de Cobra?

Lo único que salvará a Cobra para ganar plata es la adenda 13, por eso amenaza y amenaza. Al paralizar Cobra el proyecto por el tema del cambio tecnológico (en el 2018), ellos son los que asumen el incremento del costo del proyecto; a diferencia cuando se paralizó los cinco primeros años con responsabilidad del Estado y es por eso que se actualiza el presupuesto. En este caso, ellos deben asumir el nuevo incremento por su planteamiento de “nuevas circunstancias” y cambio del contrato. Ellos no van a poder pagar la nueva irrigación.

Y dos, en un tema más “subjetivo”; en el supuesto que se haga la irrigación, Cobra deberá salir al mercado internacional para buscar el cierre financiero, es decir a buscar financiamiento. Suponiendo que ya tienen el control del proyecto, saldrá en medio de una coyuntura donde no sabemos si se cambiará la Constitución, cuáles son las condiciones tributarias, si hay estabilidad jurídica, dónde no se sabe si el Estado dirá que se hagan módulos de 200 o cinco hectáreas, me preguntó ¿Habrá alguien que quiera invertir en una irrigación que producirá de acá cinco años con toda esa incertidumbre?

La mayoría de autoridades avalan la firma de la adenda 13…

Totalmente, al 100% y no saben que realmente es un perjuicio al Estado, al Gobierno Regional de Arequipa. Yo felicito al Consejo Regional que de alguna manera hasta ahora no autoriza la firma de la adenda 13, está en sus manos.

Pampas de Siguas.

¿Qué pasaría si finalmente el Consejo Regional aprueba la firma de la adenda 13?

Hay otro tema que es mucho más grave y que nadie lo considera. Estamos pensando en hacer la distribución en Majes Siguas II, pero olvidamos que la infraestructura mayor de Majes Siguas I que se hizo hace 40 años y ahora debe trasvasar toda el agua desde Condoroma y también de la nueva represa de Angostura (componente de Majes Siguas II), está colapsada. Se diseñó para llevar alrededor de 34 metros cúbicos por segundo (m3/s), hoy lleva 13 m3/s y con las justas alcanza para Majes I. Tenemos el túnel 9 y los túneles de aducción colapsados, los canales rotos en la parte de Achoma y lo único que se está haciendo es reparar cortando el agua tres días y eso no funciona.

Entonces, para que haya agua en Majes Siguas II la infraestructura mayor tiene que estar en buenas condiciones y el contrato con Cobra dice textualmente que el Estado es el responsable de la puesta a punto de la infraestructura mayor de Majes I y II; según Autodema, el costo para la puesta a punto es de 1500 millones de soles y demora cinco años si empezamos ahora. Adicionalmente se tiene que hacer en la irrigación una represa intermedia en la zona de Siguas porque sino no se podría arreglar los canales, tendrías que dejar cinco años sin agua a Majes I y a toda la población que existe, eso es imposible. Con esta presa probablemente el monto supere los 2000 millones, no existe el presupuesto y ni el tiempo para terminarlo.

Cobra recupera su inversión con la venta del agua, sin agua no hay negocio…

Si el Estado no pone a punto esa infraestructura, lo que sucederá es que Cobra nos va a demandar porque no les vamos a entregar el agua y con la adenda 13 firmada estará en mejores condiciones para hacerlo. En conclusión, la adenda 13 es un documento que está beneficiando 100% a la concesionaria y no al Estado, le está subsanando todos sus incumplimientos para que cuando vaya a un arbitraje gane.

¿Qué pasa si hoy se resuelve el contrato y se inicia el arbitraje?

Nada. Usted cree que una empresa que su negocio es construir, con 12 años de contrato firmado y con todos estos problemas ya no nos hubiera demandado. Si Cobra realmente estuviera en una mejor posición tenga por seguro que ya hubiera ido al arbitraje. Esta es la segunda carta que manda y ahora se pone bravucón diciendo que si no firma la adenda 13 rescinde el contrato y demandará por US $220 millones, bueno yo diría que lo haga, que vaya a un arbitraje unilateralmente y veremos quién tiene razón.

¿Qué debe hacer el Estado? 

Lo que toca no es ni siquiera la resolución del contrato por parte de Cobra, simplemente hay que decirle a la empresa que ejecute el contrato como está, para eso existe un acuerdo firmado y si Cobra no lo quiere hacer, entonces que haga la demanda y se vaya a un arbitraje. Cobra ahorita no pierde un sol, durante estos 12 años está cobrando por los gastos operativos, creo que el Estado le dio más de 100 millones.   

La empresa está obligada a hacer el cierre financiero…

Dentro del Consorcio Angostura Siguas que conformaban las empresas Cosapi y Cobra, quién tenía la expertíz de obras de irrigaciones y de este tipo de infraestructuras era Cosapi y así como ahora Cobra que está sola, por razones que ya todos conocemos, manda una carta al gobierno regional donde hacer ver una serie de incumplimientos (no se si negligentemente o a drede no se ha terminado el saneamiento de Pusa Pusa), Etc. así ellos no cumplieron con el tema del cierre financiero y eso es grave. 

Ellos aducen que mientras no haya control del proyecto, no hay cierre financiero, eso es mentira. El cierre financiero solamente es tener el aval o tener financiamiento y basta con ir a un foro de inversión, a un banco y mostrarles el proyecto; la entidad lo evalúa y aprueba o no; obviamente no van a desembolsar hasta que no se cumplan todos los compromisos y uno de ellos es la entrega del proyecto que le compete al Estado, pero eso no implica que no tengas un cierre financiero, sino el Estado también puede decir, ¿Cómo yo invierto en comprar los terrenos, en hacer toda la infraestructura de la Fase 1, si no se sí tienes el capital para hacerlo o si te dan o no el financiamiento? Ese es un grave incumplimiento que tiene Cobra.