Continúa la inestabilidad política en el Perú. Tras cinco intentos de vacancia presidencial en siete meses de gobierno, Pedro Castillo debe manejar una nueva crisis presidencial. Para explicarnos puntualmente el por qué la oposición considera que el presidente de la República sí puede ser destituido, consultamos al abogado Julio César Castiglioni Ghiglioni quien, desde su punto de vista, sostiene que la moción por incapacidad moral tiene más fuerza, incluso, que la investigación penal en curso. Al finalizar, el experto en derecho constitucional expresó una frase clave y tal vez premonitoria: “Castillo va por el barranco del espigadero, si no lo empujan él se va a caer solo”.

Escribe: Pilar Rivera Ramos

La vacancia presidencial es planteada por el Congreso para casos en los cuales el presidente incurre en conductas tan graves que cuestionan su criterio ético y moral. Si otros expresidentes como: Fujimori, Toledo, García, tuvieron escándalos de corrupción similares en sus gobiernos ¿Se debió vacar a los anteriores presidentes? O la situación de Pedro Castillo es peor y amerita que la vacancia sea la única salida.

La situación de Pedro Castillo es peor. Estamos en el sétimo mes de gobierno y el cuarto gabinete ministerial que todavía no ha recibido el voto de confianza del Congreso de la República. Los otros tres gabinetes se fueron por escándalos de corrupción en los que se incluía al presidente de la república. 

Este es el primer presidente que antes del año y de forma muy temprana se ve envuelto en escándalos con un desconocimiento profundo del manejo de gobierno y de los ministerios. En el primer caso, elegidos por el voto popular como es el caso de Pedro Castillo; en segundo término, por las designaciones a propuesta de los premieres de turno. 

Los ministros no dieron la talla para poder, siquiera, que el país vaya a nivel de piloto automático. Hemos estado en un escenario sumamente escandaloso, todos los días, de manera pública. En los actos de corrupción no solo estaban incluidos los ministros o funcionarios sino, también, la familia del presidente de la república.

¿Por qué, después de tantos intentos el malestar generalizado y la sensación de desconfianza por parte de la población no prosperó la moción de vacancia?

Hay muchos intereses. Recién se supo que cinco congresistas de una organización política respetable, han estado vinculados a estos actos de corrupción. En consecuencia, reunir los ochenta y siete votos con los dos tercios que establece la Constitución Política del Estado, no era tarea fácil. 

Sin embargo, creo que con estos últimos escándalos y con la propia confesión del presidente a un medio extranjero donde señala claramente que desconoce el manejo de la presidencia de la república y está aprendiendo, él pensó que al abrirle la puerta a un medio de prensa internacional (porque a los nacionales no les daba entrevistas) le iba a ir algo mejor, ha sido todo lo contrario. El periodista que lo entrevistó es una persona conocedora del tema porque ha entrevistado a muchos presidentes y ha hurgado en él bastante, sacándole respuestas que ni él mismo imaginaba expresar. 

Lamentablemente el país una vez más se equivocó. Votó por una persona que no está preparada para gobernar el país, tal como él mismo (Pedro Castillo) lo ha reconocido.

Primer gabinete ministerial que cayó en siete meses de gobierno.

Desde el punto de vista jurídico, lo dicho por Karelim López, colaboradora eficaz, ¿Califica como delito?

Ese es, precisamente, un tema de delito, es aparte. La incapacidad moral corresponde a la interpretación que nosotros lo encontramos en el artículo 113 de la Constitución Política del Perú que habla de su permanente incapacidad moral que se produjo desde que inició su gobierno el profesor Pedro Castillo. 

El tema de la colaboración eficaz es un proceso especial establecido en el Código Procesal Penal, artículo 472 y siguientes. El colaborador eficaz de este proceso no contradictorio (no hay debate), manejado en principio de consenso entre las partes, es decir, entre ella, el abogado y el Ministerio Público, tiene por finalidad conseguir que se abra una verdad. 

Cuando la persona califica como colaboradora eficaz es porque tiene suficientes elementos de prueba que los miembros del Ministerio Público denominan: suficientes elementos de convicción. Pruebas fuertes, certeras, se proporciona documentación, nombres, información. 

Entonces, al estar como colaboradora eficaz, incluso, haber sido amenazada de muerte cuando estaba declarando, según lo manifestó su abogado, el doctor César Nakazaki, fue la gota que rebasó el vaso. No creo que sea solamente este hecho, es una sumatoria de hechos y que hace que en este momento el Congreso de la república esté pensando en la vacancia por incapacidad moral.

Repito, son dos hechos diferentes y se refiere a las actividades vinculadas al presidente: el contrato de los sobrinos, actividades propias, reuniones clandestinas con proveedores, dinero encontrado en uno de los baños de Palacio de Gobierno con el pretexto de ser ahorro. Todo esto es un escándalo mundial.

Quizá el Congreso no reaccionó por el asombro, pero que en Palacio de Gobierno se encuentre dinero y que las personas más cercanas al presidente de la república estén en un pergamino, un rosario de antecedentes policiales y judiciales, pareciera que el primer mandatario para elegir a sus colaboradores busca el curriculum vitae más pesado de antecedentes negativos.

Lamentablemente, hoy en día la población tiene un fuerte rechazo al gobierno. A este paso no vamos a llegar ni al año. Esperemos que una vacancia, que se tramita en 20 días con el derecho de réplica, que se le cite en el Congreso para que se defienda a lado de su abogado. Ya hemos vivido nosotros eso. Hemos transitado ese camino. Pedro Pablo Kuczynski renunció y Vizcarra si fue vacado con 106 votos.

Ahora sí hay gran consenso para vacarlo, incluso con parte del grupo que lo acompañó hasta en segunda vuelta. La señora Verónica Mendoza que recibió insultos y maltratos por el presidente del partido de gobierno, el señor Vladimir Cerrón, quien expresó palabras muy fuertes contra ellos. Eso les pasa por meterse cuando no los llaman. 

En resumen: no solo es esta colaboración eficaz, hay una sumatoria de hechos que se han venido dando y que –evidentemente- ya es el momento que el Congreso de la República tome las decisiones que le corresponde y le dé estabilidad al país.

Hay gente que aun pide que «lo dejen trabajar».

La razón de ser un colaborador eficaz es promover el reconocimiento de un delito y dar información desde adentro. Esta información debe pasar por diferentes etapas, especialmente al tratarse de un presidente en funciones y la corroboración puede durar muchos años. ¿Considera que se debe esperar a que la fiscalía culmine estas etapas, o lo dicho por Karelim López tiene suficiente verosimilitud?

Son temas distintos. La investigación como bien se ha dicho puede durar mucho tiempo, mientras esperamos el resultado de la investigación no se va a tomar una decisión. Aquí el solo conocimiento de la colaboración eficaz y puesta en vitrina de los hechos que se han producido, por la sumatoria de los acontecimientos desde el primer día de la juramentación, es en consecuencia, suficiente para que el Congreso tome la decisión de vacar al presidente de la república. 

Son cosas separadas. La colaboración eficaz abona mucho al tema sí, pero creo que ya es un asunto en el cual, viéndolo de forma aislada no tendría mucho peso; pero si lo vemos en forma conjunta, este es el momento de que el presidente de la República por renuncia o por vacancia deje el primer mando, por la salud democrática de nuestro país.

¿Funciona el papel de víctima que ahora intenta utilizar Pedro Castillo?

Para algún sector sí. Para quien creyó en él. No para el sector que votó por Pedro Castillo, por no votar por otra opción. Existe todavía un 30% de la población que dice “déjenlo trabajar, está aprendiendo”. 

La “victimología” en el Perú siempre ha sido importante. Las personas, cuando buscan hacerse las afectadas les resulta muchas veces provechosa, pero en este caso, a las personas que lo defendían, cuando uno le plantea hechos, argumentos o circunstancias no saben cómo defenderlo. 

Los hechos no lo victimizan, demuestran que cometió actos deshonestos, que ha cometido delitos. En consecuencia, si quiere victimizarse, que lo dejen trabajar, es un discurso viejo en el Perú y en muchas partes del mundo. Los enemigos del partido son los que no lo dejan trabajar y eso no es muy cierto porque aquí Castillo, lamentablemente para el país, solo ha buscado estar en esta situación.

Él es el responsable de estar en esta situación, en el barranco del espigadero donde, sino lo empujan, él se va a caer solo.

PERFIL

Julio César Castiglioni Ghiglino es socio del estudio Castiglioni Ghiglino & Abogados. Es responsable del área de Derecho Constitucional, Tributario, Contencioso, Administrativo Municipal, Regional, Electoral. Es experto en gestión pública, se desempeña como asesor y consultor de diversas municipalidades, empresas públicas y privadas. Un hombre que responde con lo que dice o debe decir la ley.