Huber Valdivia Pinto es un hombre de visión integral de la problemática agrícola en nuestro país. Como exviceministro de este sector, brinda un amplio panorama sobre la situación actual de esta actividad a nivel nacional, regional y local. Sostiene que el problema de la guerra en Ucrania no necesariamente remarca la crisis en Perú, que esta situación la vivimos desde hace 40 años y se agudiza con la pretendida Segunda Reforma Agraria.

¿Qué pasaría si la urea baja de precio mañana, se solucionarán los problemas del agro? Lanza la pregunta e inicia su exposición.

Escribe: Pilar Rivera Ramos

El camino que solucione los problemas de la agricultura nacional no está en pedir que baje el costo de los insumos o sean subsidiados. Pedir créditos a una tasa baja o ver los aranceles (compras del Estado) tampoco son el camino, sostiene el exviceministro de Agricultura, Huber Valdivia Pinto, ante un portal digital que dirige en Arequipa la Universidad San Martín de Porres.

Señala que ese no es el camino o alternativa de solución “porque es lo que venimos repitiendo hace cuatro décadas”. “Hay que rebobinar el tema agrícola. Este es un tema endémico. El gobierno siempre fue esquivo, por tanto, debemos buscar otras soluciones”, señaló el especialista.

Valdivia Pinto manifestó su preocupación por la falta de visión por parte de autoridades y organizaciones para generar riqueza agrícola, la cual se evidencia en la falta de un plan integral de apoyo para el agro.

AUSENCIA DEL ESTADO

El Estado, únicamente provee de recursos económicos al sector, que es importante, pero sin enfoques adecuados.

“Desde el nombre (Segunda Reforma Agraria) ya tenemos problemas y es preocupante porque se supone que existió una primera y que no trajo soluciones al agro, más bien generó otro tipo de problemas. Existieron algunas ventajas sí, tampoco se trata de ser mezquino, pero en su esencia la primera reforma no significó desarrollo.

Huber Valdivia Pinto, exviceministro de Agricultura.

La urea, por ejemplo, resaltó, estaba por US $100 la tonelada. Y ahora está por encima de los 800. Fíjese que el 2021 ya teníamos un incremento producto de la pandemia y un colapso de transporte, petróleo, pues son aspectos complementarios que produjeron problemas de los fertilizantes y hagamos la misma pregunta: Si mañana baja la urea ¿Usted cree que los problemas se solucionaron? No es así.

Insistió en hacer un análisis de los problemas endémicos del país de hace 40 años y no cree en propuestas que vayan con el nombre de revolución o cambio. Primero, dijo, “debemos ver la agricultura desde su diagnóstico”.

“Es evidente que en el mundo ya tenemos otras propuestas de tecnología, maquinaria, fertilizantes, semillas, esos cambios no los sentimos en nuestro país. En cuanto a técnicas de riego de mayor precisión, tampoco los hemos sentido, seguimos en lo mismo. No se trata de ser extremistas, hubo algunos cambios, pero no fue masivo. Lo que preocupa es que llegue a todos los agricultores del país”, expresó.

CÓMO VAMOS A LOGRAR RENTABILIDAD

“Seguimos sembrando maíz, alfalfa, cebolla, ajo, con una u otra variante desde hace 30 o 40 años. Si hay nueva tecnología y nuevos mercados no los estamos aprovechando”, remarcó.

Huber Valdivia manifestó la necesidad de impulsar la construcción de represas de agua para mejorar la administración hídrica, mostró cuadros en los que dejó en claro que de cada 100 metros cúbicos que tomamos de un reservorio o río, solamente el 30 % es aprovechado por la planta, 70 % se pierde y esto sucede en todo el país.

“Levantamos el dedo y echamos la culpa al agricultor que no se asocia, pero, creo, el agricultor requiere un acompañamiento porque viene sufriendo muchas frustraciones, se organizan y al final los objetivos no los cumplen o aparece algún dirigente que los engañó. Creo que es un tema que debemos fortalecer”, declaró.

Que falta una visión integral al apoyo por parte del gobierno, es cierto. Y para crear estos cambios sustantivos, primero actualicémonos de información y puso a disposición una data importante para su interpretación. Cuadros que a continuación compartimos.