La guerra entre Rusia y Ucrania desató una crisis económica y de seguridad alimentaria a nivel mundial. El presidente de CONVEAGRO, Clímaco Cárdenas Cárdenas, advierte que esta crisis ingresó a los hogares peruanos, la califica de “apocalíptica, sin precedentes”. Ahora, sostiene, es cuando el Estado se dará cuenta lo mal que hizo en negarle al hombre de campo una capacidad clave para soportar esta fase aguda de recesión: rentabilidad.

Escribe: Pilar Rivera Ramos

El tema para discutir en esta oportunidad es la problemática del agro y la suba de precios de materias primas alimentarias. La situación se agudiza primero, por la crisis de contenedores, el incremento del precio del petróleo y, para agravar la situación el conflicto entre Rusia y Ucrania, principales proveedores de granos básicos y fertilizantes necesarios para los cultivos agrícolas emergencia de la agricultura en el Perú.

¿Esto pone en riesgo la seguridad alimentaria?, Sí, afirma el presidente de la Convención Nacional del Agro Peruano (CONVEAGRO), Clímaco Cárdenas Cárdenas y expone el por qué.

Si hacemos un análisis real a la emergencia internacional, en Perú nos encontramos ante una crisis sin precedentes y esto no solo para la agricultura.

Habla de economías, golpes, pobreza, informalidad y todas las ideas encajan para describir al Perú como país emergente, pobre e informal.

“Aquí hay una mirada apocalíptica. No se trata de generar pánico, pero hay que ver la realidad desde el campo, desde el sector que genera trabajo donde, día a día, hay una discusión por el tema de la agricultura familiar. Somos los que alimentamos al país y esa es la parte importante”, sostiene el presidente de CONVEAGRO.

CONVEAGRO, tiene como lema: “De las manos de los hombres y las mujeres del campo nace el alimento para la ciudad”. Esta organización tiene poder de actuar como un ente interlocutor de las necesidades de las organizaciones agrarias, conoce su realidad a fondo y propone políticas públicas a las que el Estado, lamentablemente, no quiere escuchar.

Clímaco Cárdenas Cárdenas, presidente de CONVEAGRO.

CUÁNTOS Y QUIÉNES SOMOS

Clímaco Cárdenas sostiene que hay un punto inconcluso de vital importancia. El año pasado se habló de un censo agropecuario para ver cuántos son en el país y pregunta: ¿Seguimos siendo esos 2 millones 200 mil?, ¿Cuánto más productivo está el campesino?

Sostiene que en el país los agricultores pasaron de minifundios a microfundios y que al hombre o mujer de campo solamente se le mira como sujeto de programas sociales. “Esto tiene que cambiar, tenemos que tomar decisiones y claramente un censo nacional agrario será la radiografía que demuestre cifras reales. Hemos solicitado georreferenciación”, anotó.

La georreferenciación permite conocer la distribución espacial de predios. Es una herramienta tecnológica que permite conocer los sistemas GPS y SIG. Geoposicionamiento Global y Sistema de Información Geográfica.

Clímaco Cárdenas señala que esta evaluación será, más que una radiografía una tomografía axial computarizada “de ese cuerpo cadavérico del agro. O tal vez de un cuerpo que esté en proceso de regeneración”.

Contrario a lo que señala, el también especialista en agricultura e ingeniero agrónomo, Huber Valdivia, quien al referir que la crisis en el agro no es reciente, que va desde hace unos 50 años y…, el titular de CONVEAGRO sostiene que el precio de los commodities (precios de las materias primas) presentan alzas históricas.

SEGURIDAD ALIMENTARIA

Desde el inicio de la guerra hicimos un análisis y empezaron a cumplirse algunas afirmaciones nuestras. Por ejemplo, refiere el especialista, los precios del maíz, soya, trigo, que se incrementaron, afectaron también los precios del aceite, pollo, harina, fideos, pan. Esto de alguna manera modifica los modos de alimentación en el país, motivado —obviamente— por las empresas, monopolios importadores de alimentos.

Respecto al gas, petróleo, los precios están al alza. La tensión financiera y comercial afecta a la economía peruana. “También es correcto afirmar que cuando los precios internacionales de los alimentos son altos, el Estado no subsidia al agricultor porque ve los precios del mercado, gana dinero y eso es lo que está pasando ahora”, remarcó

PERÚ SIN ALIMENTOS BARATOS

Clímaco Cárdenas anota: “No hay alimento barato en el Perú y recién se está empezando a sentir el golpe en los bolsillos. Más de 7 millones de gente pobre en el país tiene problemas para alimentarse. Ese 70 % de masa informal que tiene el país está afectado y los 33 millones de peruanos y peruanas empezaron a sentir este incremento de precios debido a la crisis internacional”.

¿Al gobierno de Pedro Castillo le corresponde una crítica?, Sí, afirma sin titubeos.

DECLARATORIA DE EMERGENCIA, UN POEMA

Somos un país frágil, sin respuesta que garantice la seguridad alimentaria. Históricamente Perú se acostumbró a acciones inmediatas en procesos de paro (el 2018 hubo sobreproducción de papa, el Estado tuvo que salir obligado a comprar este producto a los agricultores de Huancavelica, Arequipa, Ica, Junín y Huánuco).

FALTA DE PRESUPUESTO

Se declaró por cuatro meses la emergencia en Agricultura, sin que se asigne un presupuesto nuevo. ¿Es pertinente, con una crisis tan grande generar una declaratoria sin presupuesto, sin la participación de ministerios tan importantes como Economía y Finanzas, Salud, Producción, Transportes y Comunicaciones, Desarrollo e Inclusión Social? Consideramos que no es la decisión correcta.

Es más, señala, esta medida pretende atender el problema internacional “pero no alcanza la tela para la camisa, la tela es la misma”.

Tenemos que entrar en una crítica responsable. Entendemos que esta crisis mundial se agudizará mucho más en el Perú por situarse en el grupo de los países de renta media. Las familias de agricultores en su mayoría, tienen pocos recursos.

Por excepción, esos más de 3 mil exportadores tienen un ´boom´, pues dan de comer afuera también. “Yo quiero analizar qué hacemos con la agricultura nacional”.

  • Hay que pensar en política pública de mediano o largo plazo; pero el tiempo no nos alcanza para ello. Aquí viene una crisis y necesitamos un país que responda. Un Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego que posicione y lidere un grupo de emergencia con presupuesto, con una participación inclusive de nivel presidencial.
  • Teníamos un espacio que era Gabinete de Desarrollo Agrario Rural con 13 o 14 ministerios, con condiciones de hacer procesos para enfrentar ampliamente por la crisis de seguridad alimentaria mundial que se empieza a vivir.
  • La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), presentó incrementos en el precio de alimentos del 24 % que se incrementará este mes en otro 24 % más. Los problemas entre Rusia y Ucrania no ceden. Hemos cerrado al granero más importante de Europa que es Ucrania, con producciones de alimentos que ya se identificaron.
  • CONVEAGRO, está en vías de construir una declaratoria de emergencia verdaderamente consistente. Hay que modificar ese decreto. No alcanza. Hemos planteado la creación de un Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Competitividad Agropecuaria y cuando hablamos de competitividad agropecuaria, justamente tocamos el tema de fertilizantes, tenemos allí la posibilidad de hacer Bayóvar, por ejemplo, que se dejó de lado.
  • Es necesaria una industria petroquímica en el Perú (extiende la cadena productiva del gas natural, produciendo bienes de mayor valor agregado. Disminuye la dependencia de insumos importados, genera divisas, empleo y dinamiza sinergias mediante la diversificación económica y la integración con otros sectores claves de la economía del país). Entonces, si hablamos de agentes productivos, pensemos en el arroz, trigo, maíz, papa, hortalizas, legumbres. Definitivamente necesitamos caminar a ello. Porque, se quiera o no, hoy día los fertilizantes en el mundo son recursos estratégicos.  
  • Si no queremos depender de otros países, como nos está pasando, necesitamos generar la industria petroquímica en el Perú. Somos la única reserva más grande en Sudamérica de fertilizantes. No solamente roca fosfórica, salmueras para tener cloruro de potasio, podemos pasar al tema de nitrogenados, la urea (abonos), etc.
  • No comprendemos la inacción y desinterés del Estado. La agroecología que pide trabajar guanos de isla no es objetiva para atender la demanda. Perú importa 1 millón 200 mil toneladas. Nosotros no llegamos a producir el 4% de la demanda.
  • El agricultor te dice necesito abonar hoy, mi campaña de siembra es hoy, solucióname. Por tanto, que este programa nacional de competitividad incluirá el tema de fertilizantes, semillas, tecnología, valor agregado, desarrollos de mercado y asegurar una palabra negada en el campo: rentabilidad.
  • Necesitamos una propuesta verdaderamente ambiciosa y transformadora, no que generen más escenarios de pobreza. ¿Pensar que el agricultor es un mendigo?, no lo somos, somos fuerzas productivas, la más importante del Perú, no solamente por la economía, puestos de trabajo, seguridad alimentaria de nuestro país estratégico, también.
  • Necesitamos posicionar en el centro de la política agraria a la agricultura nacional que da de comer al país. He mencionado como punto también importante el tema presupuestal. Ayer, hoy y mañana el MIDAGRI sigue siendo la quinta rueda del coche. Nada cambia.
  • Estamos cerca a enfrentar una crisis de precios en los alimentos nunca antes vista. Inclusive no habrá alimentos para criar el pollo, la vaca, es así de crudo de crítico lo que viene ¿Y, seguimos con las manos cruzadas?
  • Hemos planteado el FAE Agrario (fondo para otorgar créditos de capital de trabajo para los pequeños productores agropecuarios) el 2019. Dos mil millones de soles que no atendió a un poco más del 6 % del público objetivo. En el sector agrario no funcionó y no vemos interés, ni intensión que funcione.
  • A puertas de una crisis global necesitamos que esos más de 1 mil 900 millones de soles que no se colocaron, inmediatamente se pongan dentro de AgroBanco, con condiciones de accesibilidad a todos los agricultores del país.
  • No es un regalo, es dinero en crédito con tasa preferente; mientras que Reactiva colocó 0.9 % y 1.4 %, a nosotros, los agricultores, nos terminaron arrimando con FAE Agro con más del 14 % en las cajas municipales. No es justo. Es un fracaso total.
  • Concluyo con la propuesta más integral que se la hicimos conocer al Premier: los sistemas agroalimentarios. Nuestra mirada tiene cambiar y dejar de pensar solamente en el cambio en la agricultura, hay que asegurar las condiciones para los otros sectores productivos del país. Es necesario desarrollar y asegurar el alimento para los 33 millones de peruanos y 1 millón de venezolanos en el país.
  • En las condiciones que estamos no podemos competir ni ser productivos. Ser agricultor en Latinoamérica no es tarea fácil.

Estas declaraciones fueron extraídas del programa “Ventana Sanmartiniana”, proyecto académico de la Universidad San Martín de Porres, como espacio de debate y análisis de la realidad nacional.